El partido que paraliza al mundo

El Santiago Bernabéu será el escenario donde los dos más grandes equipos del fútbol español se medirán el domingo próximo con una Liga que está por definirse, dando espacio a tres posibles consecuencias: 1) la victoria del Real Madrid que pondría el título liguero en el bolsillo de los de Ancelotti. 2) La victoria del Barcelona que colocaría a los de Martino a disputar La Liga entre los tres equipos. 3) El empate que daría cierta ventaja al Atlético Madrid quienes visitan el domingo al Betis Balompié. 

El Real Madrid llega con mucha ventaja al Clásico #226 luego de haber mejorado considerablemente su rendimiento comparado a cómo se inició la temporada. Los encabezados por Carlo Ancelotti cuentan además con el factor localía para hacer una pesadilla la noche del Barcelona. 

El Barcelona nunca debe ser subestimado, a pesar de sus recientes problemas directivos y futbolísticos, el conjunto catalán llega con ánimos renovados luego de la goleada al Osasuna y la eliminación del Manchester City de Champions League. Ahora los de Gerardo Martino saben que deben usar todos sus recursos tácticos, mentales y físicos para vencer a un equipo renovado que tiene hambre de títulos. 

Teniendo en cuenta que Cristiano Ronaldo, Bale, Neymar y Messi serán los protagonistas de el partido, hay que tener en cuenta los siguientes datos estadísticos:
1) Messi anota un gol en Clásico cada 130.5 minutos. Cristiano cada 145.6.
2) Cristiano ha conseguido nueve anotaciones en siete de los últimos diez Clásicos que ha jugado. 
3) Si Messi anota en El Clásico, superará a Alfredo Di Stefano como máximo goleador en la historia de la rivalidad. 
4) Neymar ha conseguido un gol y una asistencia en su único Clásico jugado.
5) Bale no ha anotado ni asistido en Clásicos desde su llegada al real Madrid. 
Se predice que será el último Clásico de Valdés y Puyol, incluso se rumora que sería el último Clásico liguero de Casillas sabiendo que jugará el de final de Copa y Valdés cederá su lugar a Pinto en dicho partido. 
El Barcelona podría empezar a jugar sin Neymar debido a su baja de rendimiento, por lo que el encendido Alexis podría iniciar el partido (tres goles en cinco Clásicos de Liga).

El Real Madrid podría salir salir con Benzema de titular luego de una lesión sufrida la semana pasada en la visita a La Rosaleda. Ancelotti plantearía un 4-3-3 con el que usaría una asociación Modric-Xabi-Isco en la media cancha y dejando a Bale, Cristiano y Benzema al frente. De buscar un juego más ofensivo, el técnico italiano podría utilizar el 4-2-3-1 en el que puede incluir a Di María. El Madrid podría iniciar con Varane en el centro de la defensa, el jovencito que ya ha demostrado ser un rival de talla ante los culés.

El Barcelona no va a cederle espacio al Real Madrid e iniciará con un equipo ofensivo e inteligente, reuniendo a Pedro, Messi y Alexis al frente suponiendo que Neymar no se ve en condiciones de iniciar. El centro del campo estaría más que completo con un Fàbregas-Xavi-Iniesta que cumpla funciones ofensivas y defensivas con mucha facilidad y comodidad. El Barcelona espera contar con Puyol en las condiciones óptimas para acompañar a Piqué en el fondo, teniendo a Dani Alves dando el aporte ofensivo que el Barcelona siempre requiere por parte de un defensa. 

Tanto Real Madrid como Barcelona tienen ventajas y desventajas para este Clásico que se avecina y desde ya está capturando los sentidos de los seguidores de este fino fútbol español. Solo nos queda por asegurado que el domingo seremos testigos de un gran partido de fútbol en el que ambos equipos rendirán sus cuerpos y sus espíritus sobre el césped del Bernabéu para darnos un espectacular fin de Liga.